CONTÁCTANOS, PODEMOS AYUDARTE MEX 01 800 830 95 81 • USA 1 866 277 32 36 • LOCAL 492 927 93 90

CENTROS DE REHABILITACIÓN

 

Los Centros de rehabilitación son instituciones dedicadas a tratar a las personas que son dependientes ya sea a drogas, alcohol, farmacéuticos  e incluso algunos de estos centros también tratan a personas adictas al juego, a apostar o a los videojuegos y también a personas con trastornos de alimentación como la anorexia y la bulimia, ya que estas también son adicciones.

La codependencia, que es la adicción a estar con cierta persona, también puede ser tratada en algunos centros o clínicas de rehabilitación. Clínicas como la nuestra: Misión Nueva Esperanza, ofrecen tratamientos completos para todas estas formas de adicciones, enfermedades que afectan al adicto y a sus seres queridos.

Las clínicas de rehabilitación para adictos, han existido desde hace muchos años, aproximadamente en los años 30 surgieron como tal las clínicas de rehabilitación para adictos, ya que antes de estas. sólo existían los manicomios (hospital psiquiátrico) en donde con tratamientos muy agresivos como descargas eléctricas trataban de curar el cerebro de los enfermos mentales ya fueran patológicos o no.

En aquél tiempo aún se ignoraban muchas cosas a cerca de este tipo de enfermedades, se utilizaban tratamientos muy crueles como el aislamiento, las descargas eléctricas y diferentes métodos que no son sanos ni dignos. Además,  tanto los enfermos mentales como los drogadictos eran mal vistos por la sociedad y las condiciones de aquellos hospitales llamados manicomios eran por lo general de un aspecto muy desagradable y carecían de presupuesto para unas buenas instalaciones ya que los gobiernos y la misma sociedad, en su ignorancia, no los consideraban personas bajo el efecto de una compleja enfermedad.

Después de años de investigación, sobre todo en los años 60 y 70, con la explosión de la cultura de la liberación del espíritu (hipies) también conocida como revolución psicodélica, fue que el número de adictos a las drogas (de todo tipo) se disparó y los gobiernos se vieron en la necesidad de invertir en la investigación de métodos de rehabilitación para reintegrar a todos estos millones de drogadictos a la sociedad productiva. De hecho se reformaron leyes en Estados Unidos,  Europa y más tarde también en México, en las que a los drogadictos se les deja de condenar como delincuentes, por lo que a partir de entonces serian vistos como enfermos o víctimas de las drogas. Incluso si una persona comete un delito, sea cual sea como por ejemplo robar o hasta matar, bajo el efecto de alguna droga, no se le procesará como un delincuente pues su proceso será como un enfermo y su sentencia en vez de ser la cárcel, podrá ser a criterio del juez,  la rehabilitación, claro esto es sólo la primera vez y de hecho, se le da un seguimiento mensual al proceso de rehabilitación del condenado y si este dejara la rehabilitación, perderá el beneficio y tendrá que pagar su delito con cárcel. Esta reforma puede verse en la Ley Federal para la Prevención y Rehabilitación de Adicción a Drogas, donde se adicionó el artículo 70 del código Penal Federal.

Hoy en día existe toda una cultura de respeto a las comunidades de adictos y en los centros de rehabilitación, lejos de ser juzgados, son admirados por la valentía que tienen de enfrentar una enfermedad tan complicada como lo son las adicciones y vencerla, de hecho en ocasiones algunos de los consejeros en estas clínicas, son ex dependientes es decir personas rehabilitadas que por haber vivido la experiencia de la rehabilitación, saben a lo que se enfrentan los pacientes y pueden aconsejarlos y guiarlos de una forma más comprensiva y digna de admirarse.

Hoy en día la cultura de la rehabilitación a las adicciones ha evolucionado, de hecho los métodos ya no son necesariamente sometimientos obligatorios en los que los pacientes sufren o se sienten desesperados; algunos centros de rehabilitación como Misión Nueva Esperanza, contamos con equipos multidisciplinarios que tratan al adicto en cada una de las diferentes áreas que conforman a un ser humano integral. Estas áreas abarcan desde lo físico, que es la examinación del cerebro y de la salud física del paciente en general, el área psicológica, donde se aplican psicoterapias que sirven para conocer la forma de pensar y de razonar del adicto y también por medio de psicoterapias, se le ayuda a cambiar su mentalidad para que tenga la verdadera convicción de querer ser una persona libre de adicciones. También se trabaja el área sentimental, en donde el paciente expresa y supera sus miedos, traumas, resentimientos o malas experiencias de vida que puedan ser las causas primeras del uso de las drogas como refugio. Después  se hace un trabajo de concientización en donde los pacientes aprenden a concientizar sus actos para tener el control de sí mismos y evitar una posible recaída. Y la más importante de las áreas en las que se trabaja con los afectados es el área espiritual, aquí a través de pláticas, dinámicas y ejercicios se busca tocar el espíritu del paciente para que desde una verdad espiritual,  él o ella sientan la convicción de que la vida es para vivirla en la claridad y libre de adicciones, en el proceso son guiados por un representante de Dios sin involucrar alguna religión específica.

Los centros de rehabilitación como Misión Nueva Esperanza, son instituciones comprometidas con la sociedad, respetuosas y comprensivas de las diversas circunstancias y causas por las que un ser humano puede caer en el complejo y difícil laberinto que son las adicciones.

Todos y cada uno de los hombres y mujeres que han caído en cualquier tipo de adicción, tienen el derecho de revindicar  y rehacer sus vidas, porque mientras hay vida hay esperanza. Y los centros de rehabilitación existimos para ellos, Misión Nueva Esperanza se compromete contigo para ofrecerte no una falsa salida sino una oportuna y viable realidad.